Lunes, Mayo 29, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

La Verdad de la Milanesa - II

Share

Nos trajimos el Oro

Tuvimos que esperar nada menos que 84 años, y mientras acostumbrarnos a celebrar podios, diplomas, esfuerzos y posicionamientos "dignos"... hasta que este heroico puñado de Uruguayos, una vez más, se hizo del oro y lo trajo hasta nuestras tierras... como lo hicieron nuestros ancestros... como la historia manda.

La última vez que nuestra patria se había adjudicado el metal dorado durante una Olimpíada fue  allá por el 1928, cuando la selección celeste de fútbol, tras una gesta memorable, alcanzó la presea más codiciada de todas.

Ha pasado una vida, es cierto, y nuestra esperanza de traernos el oro de Londres, parecía perdida.

Sin embargo, este pequeño pueblito escondido en un rincón al sur del mundo, siempre depara sorpresas  y saca algún "as" de abajo de su manga para enseñarle al planeta que acá estamos, que existimos, y que perfectamente podemos ser potencia en cualquier disciplina.

El oro vuelve a nuestra patria, si señor, pero no se lo trajeron ni Deborah Rodríguez, ni Luis Suárez, ni "El Pastor" Cavani, tampoco Alejandro Foglia, si no que se trata de un grupo de jóvenes Uruguayos, que se encontraban realizando el viaje de Arquitectura, y tras quedarse sin provisiones y sin dinero ni lugar donde pasar las noches, y tras fracasar en su negocio de venta de torta fritas, decidieron asaltar una Joyería en la ciudad de Londres. Se pusieron máscaras de Mujica y Huidobro, y al grito de "Vivan los Tupa!" perpetraron el local comercial y redujeron a 6 empleados y 3 guardias de seguridad, para luego hacerse de varios collares, anillos y cadenas de oro por un valor de 450 mil dólares.

Estos diez jóvenes, ya héroes nacionales, están siendo intensamente buscados por la policía Británica, pero se espera que en las próximas horas sean trasladados de incógnito a Uruguay, para darles asilo y que sean recibidos como lo que realmente son, un puñado de patriotas.

Serán recibidos por una multitud en el aeropuerto, y luego serán paseados por toda la ciudad en un ómnibus chino de esos de símil cartón.. para que al rededor de 700 mil uruguayos los toquen y los soben como algún día lo hicieran con dos héroes como Olivera y Zalayeta.

Festejen Uruguayos! no importa si es en forma de medalla o de bijouterie fina, no es bueno perderse el bosque por ver el árbol. Al fin y al cabo, lo importante es que nos trajimos el Oro de Londres.

Dr. Raúl Dellaricarda