Sábado, Junio 24, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Tydeo Lorenzo - La mano de...

Share

El año se echa a andar por esta fecha, ya que se bajó el último ciclista de una Vuelta que conmemoraba como muchos otros eventos el Año del Bicentenario; lamentablemente será recordada como la Vuelta de la verguenza, ya que terminaron en carrera una veintena de competidores.

Federico Moreira que en sus épocas de corredor era el abanderado de las reivindicaciones a veces justas y otras no tanto, tomó de su propia medicina y de cien corredores que iban a disputar la contrareloj con condiciones climáticas adversas se le borraron más de sesenta después de suspender dicha prueba y largar una etapa a como diera lugar por un Comisario Internacional falto de jerarquía y permeable a las presiones del presidente de la Federación Uruguaya respaldado por los Sponsors y la Televisión.
 
Moreira llegó en paracaídas a la Federación hace unos años atrás, aprovechando una situación de crisis, y apoyado por la Televisión asegurando que con él, el deporte del pedal pasaría a ser poco menos que un deporte del primer mundo; sus cantos con laúd surtieron efecto y varios se dejaron llevar por los mismos, votando a dos manos su candidatura.
 
Los resultados están a la vista, no importa la integridad física de los ciclistas (la que Moreira tanto defendía antes), no importa qué comen y dónde duermen los corredores; de hecho muchos se alimentan mal y descansan todavía en Cuarteles, y salen a la ruta con un apoyo mínimo, sin auspiciantes y por impulsos personales de personas que aman este deporte, sin siquiera ser Instituciones son sede propia o socios que brinden el apoyo necesario; en buen romance, totalmente amateurs.
 
Nos llama la atención entre otras cosas que los organismos internacionales de esta disciplina mantengan a esta prueba en su calendario, y más nos extraña que el Ministro de Deporte presente en la llegada ayer le restara trascendencia a lo sucedido, cuando amerita una profunda investigación todo lo acontecido.
 
Capítulo aparte son las declaraciones del entrenador de selecciones Enrique Erramuspe que amenazó con dar de baja por sanciones a los ciclistas que abandonaron la competencia con vista a los próximos Juegos Panamericanos ya que el viento, la lluvia y la tormenta eléctrica eran un justificativo para colmar "ambiciones personales"; que me perdone Erramuspe pero personalmente opino que le está haciendo el mandado a alguien, está a tiempo de corregirse, quiero creer que esas declaraciones las hizo en caliente y no porque se las soplaron al oído.          

Desde esta tribuna consideramos que todos estos hechos merecen por parte de los organismos pertinentes el estudio del caso, son graves los hechos y en esto le va el prestigio al País, ya que como dijimos anteriormente está en el calendario internacional dicha prueba por lo que seguramente a estas horas estaremos en boca de mucha gente en el exterior y no justamente para alabarnos, si no todo lo contrario; señores, Uds. tienen la palabra para dignificar un deporte donde la juventud encuentra una salida a tantos problemas que los rodean.