Jueves, Octubre 19, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Tydeo Lorenzo - La mano de...

Share

Después de muchos años volvimos a los Juegos Olímpicos en la disciplina fútbol y se está pudiendo ver que será harto difícil poder traer una medalla como es la esperanza de todo el pueblo celeste.

Al momento de escribir esta nota nuestra selección jugó dos partidos, el primero fue triunfo ante Emiratos Árabes, sufrido, pero triunfo al fin, y el segundo fue derrota ante Senegal, jugando mal dejamos atrás el invicto que ostentábamos desde los años 20, quedando obligados a ganarle al local el último partido de la serie para clasificar.

Los problemas de este equipo ya los sabíamos antes de partir, en nuestro concepto con poca competencia jugando juntos, poco acople entre líneas y con una defensa donde Coates parece estar pagando los platos rotos, se está viendo que no hay secretos en esto, trabajo es la clave y este grupo no tuvo el suficiente.

En lo que es personal, mi objetivo cuando partieron fue y lo sigue siendo, el de ver la posibilidad de cuáles pueden ser posibles piezas de recambio para la selección mayor, ya que en poco tiempo éste se impone por la edad de varios de sus integrantes y de esa manera poder seguir adelante con el excelente trabajo del Maestro Tabárez.

Hasta ahora por lo que se ha visto, exceptuando a los tres mayores que permite el reglamento y que son titulares habituales, los que se están destacando ya están en el proceso del entrenador, Coates,Lodeiro y Ramírez; en el próximo encuentro seguramente podremos ver en acción a Polenta ya que le fue sacada la segunda tarjeta amarilla a Rolín.

Panorama preocupante en mi opinión si se mira hacia adelante y si se quiere ir acoplando jugadores que poco a poco se puedan ir incorporando a la selección mayor como ya dijimos.

Pienso que la responsabilidad que esto suceda es de todos los que estamos en esto, los periodistas por inflar jugadores, éstos por "creérsela" y no trabajar más allá de lo que establecen los entrenadores, a su vez los coach que al ver peligrar su cargo establecen características de juego conservadoras u otros que con su "jarabe de pico" venden humo y no aportan nada para el desarrollo del deporte más popular de los uruguayos; los dirigentes que no respetan los procesos y no establecen planes a largo plazo para sus clubes también tienen su cuotaparte, así como los empresarios que negocian a los jugadores muy jóvenes y los dejan a la buena de Dios en sus nuevos destinos, sin madurar y empujándolos al fracaso.

Parece ser que no hemos aprendido nada de este proceso "made in" Tabárez, para nosotros la batalla se está perdiendo especialmente en los fundamentos, en lo local es difícil ver un pase "al pie", goles de pelota quieta (si no pregúntenle a Peñarol) y se ven errar goles imposibles así como centros que en vez de terminar en la cabeza de un compañero, terminan afuera o en los pies del rival.

Estos pocos ejemplos son una pequeña muestra de la falta de trabajo en ese rubro, que parece sin importancia pero es fundamental para la dinámica del juego y que puede ser fundamental también para ganar un partido como lo es en estos tiempos las jugadas de pelota quieta.

Tiene que meterse en la carne de los entrenadores y jugadores el trabajar mucho en este rubro de los fundamentos para tener "buen pie" y sin apearse del estilo de juego uruguayo... sí, por mal que les pese a muchos, y no les suene bien, hay un estilo propio en nuestro fútbol !

Hago un especial llamado a los dirigentes también para que a la hora de contratar entrenador para sus equipos no se dejen llevar por los cantos de sirena y lleven a técnicos que se dediquen a trabajar y no a hablar...decimos ésto porque ya está sonando para ser contratado uno de estos charlatanes que estuvo últimamente por el exterior, y fue cesado en cada uno de los clubes que dirigió con el agravante que el último de éstos es una potencia económica donde se le dio todo, y como es habitual  en él no ganó nada.

Por Tydeo Lorenzo