Martes, Septiembre 26, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Patuperrito

Share

Una tarde como cualquier otra saqué a pasear a mi perro, un pitbull de 7 años, como durante todo ese tiempo lo hice por la Rambla de Montevideo. Soy un poco despistado y no suelo estar todo el tiempo pendiente de lo que sucede día a día en mi país, por ende, no entendí nada cuando se acercó un inspector y cruzó diálogo conmigo:

I: (inspector) - Señor, lamento informarle que no puede circular con el perro sin correa ni bozal, así que tendré que multarlo.

Y (yo) - ¿Y esto? Disculpe... Me explica un poco la situación...

I: - Hay una nueva reglamentación de la intendencia que indica multas para este tipo de sucesos, así como para no recoger los desechos del animal. ¿Tiene bolsita con usted?

Y (yo) - Sí, bolsita tengo... Yo sé que está mal desconocer la normativa vigente, ¿pero es verdad esto que me está diciendo?

I: - Si usted no coopera señor voy a tener que llamar a la policía... Además, no me mostró aún la bolsa, así que voy a darle esta de parte de la IMM y le paso la multa también.

Y: - No... Yo quiero cooperar... Incluso voy a pagar la multa, pero disculpá la pregunta... ¿Y ese muchacho que está tirando cosas fuera del contenedor en la esquina? ¿Eso no está penado por la ley de faltas? - respondí pensando inocentemente que los inspectores controlaban todo tipo de irregularidades.

I: - Nosotros estamos para controlar la falta que usted y su perro está cometiendo.

Y: - Yo creo que está bárbaro que me sancionen si incumplo una norma... Lo del bozal me parece un poco mucho, pero no debería ser para todos por igual...

I (luego de discar en su teléfono móvil): - Tengo una persona que se resiste a cumplir con la normativa vigente, necesito intervención policial.

A esta altura no sabía qué decirle a ese hombre... Sabía que era un mero trabajador pero me estaba generando un poco de impotencia la situación.

Y: - Mientras vienen los oficiales para detener a un simple transeúnte con un perro, ¿le puedo preguntar dónde se está aplicando esto?

I: - Bueno, ahora empezamos en estos barrios... Pocitos, Punta Carretas...

Y: - Ta, me quedó claro. Es para recaudar dinero. Quédese tranquilo. Cuando venga el oficial que me ponga las esposas y me deje unos cuantos días en el calabozo, siempre y cuando me acompañe el señor que está ahí en la otra esquina que acaba de... coff, cofff... (tosiéndo y tapándome los ojos) incinerar el... coff, coff... contenedor.

I: - Lamento informarle que... coff, coff... no estamos para eso... coff, coff...

P (policía): - Señor, tendrá que acompañarme.

Y: - Como usted diga... A esta altura...

D (delincuente): - ¡Dame toda la guita o te quemo! - apuntándome con un arma.

Y: - ¡¿Usted no piensa hacer nada?! - dirigiéndome al oficial.

P: - ¿Está loco? ¡Tiene un arma! Mirá si le disparo y es de juguete, o bueno... ¡mirá si le disparo! Seguro termino preso... Yo que usted le doy la plata, por las dudas...

Y: - ¡Pero tengo que pagar las multas!

D: - ¡Dale botija! ¡Dame todo o te pico acá!

Resignado, entregué hasta el último billete y acompañé al oficial hasta la comisaría.

Y: - ¿Puedo hacer la denuncia por el robo?

P: - Vamos a solucionar primero lo del perro...

En la televisión, de fondo, el partido entre ambos grandes del fútbol local se detuvo por incidentes en las tribunas.

Y: - Che... No es que quiera ponerme pesado... Eso también es una falta... Provocación o participación al desorden en un espectáculo público...

P: - ¿Y usted quiere que por el sueldo que nos pagan ingresemos a una tribuna llena de energúmenos que tiran todo lo que tienen a disposición para cumplir con eso?

Y: - Yo lo entiendo, pero a mí se me está castigando por algo, no importa, por lo que sea, mientras que acabo de ver un montón de personas que hacen lo que quieren, cuando quieren y como quieren, pero no son sancionadas ni obligadas a cumplir con la ley... ¿Dónde quedó la balanza de la justicia? ¿La cambiaron por un iPhone?

P: - Señor...

Y: - ¡Nada de señor! Al final uno sale a pasear con el perro y termina en la comisaría. La ley de faltas tiene 24 artículos, pero da menos guita, ¡¿no?! ¿Cuántos dólares de deuda tienen que cubrir? ¿Por qué para nosotros multas altísimas y para ellos trabajos comunitarios que nunca cumplen porque no los castigan?

P: - Por si no se enteró, se presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de faltas por trabajo forzado.

Y: - ¡Ta! ¡Cerrá la puerta del calabozo y dejá que me trago la llave! ¡Adentro de esta celda estoy mejor!

Por Andrés Gómez
@pandaUY

* Todo lo escrito en esta historia es ficticio y a modo de humor. Si usted cree que roza la realidad o se parece a ésta, quedará a su entero criterio.