Viernes, Julio 21, 2017
   
Tamaño del Texto

Unos Grandes Agrandados

Share

Hace apenas algunos días, sentados en esta misma silla, nos preguntábamos si los grandes de nuestro fútbol habían asumido el período de pases con la importancia que  este realmente ameritaba, y la respuesta, no solo se inclina para el lado del si, también parece ser alentadora, claro está, al menos para los hinchas de estos  equipos.

Si tomamos en cuenta que ambos conjuntos han conservado una base importante de sus planteles del año pasado, quedándose con jugadores consolidados, y de enorme valor,  muy lejos está la idea de que alguno de estos planteles se haya desarmado. Pero a esto, se le suma que vienen llegando figuras de importancia en ambas veredas, lo cual  se presta para soñar con un gran mano a mano en el plano local, y porque no con buenas campañas en el terreno internacional.

No es menor, que a un Peñarol que cuenta con cartas como Valdez en defensa o Zalayeta en ataque, se le agreguen Guillermo Rodríguez (quien seguramente llegará a un  acuerdo en las próximas horas) como compadre del "Hormiga", y nada menos que Juan Manuel Olivera como arma de gol. Máxime, cuando se cuenta también con un perfecto  ejecutante de pelotas quietas como Antonio Pacheco.

También se incorporaron el paraguayo Torres, Vázquez, Macaluso, y Nicolini. Y si bien es cierto que llegan con un signo de interrogación sobre su posible desempeño, es probable que aporten  una buena mano.

Algo es seguro, Peñarol tendrá más y mejor equipo que la temporada pasada, y esto permite a los hinchas darse el gusto de imaginar un final feliz, ya sea por estas  tierras, como en el recorrido por América.

Que decir de Nacional. Cosa seria. Carga con las últimas dos copas en su mochila, pero no descansa y contrata con inteligencia.

También mantiene una base importante de la temporada pasada, con varias figuras que están más que firmes en el equipo, que son referentes, y que ya tienen el cariño de  sus hinchas más que comprado. Es el caso de Andrés Scotti, Recoba, Medina, y otros tantos ya consolidados y que bien saben lo que es levantar una copa con el "Bolso".

El nuevo entrenador parece tener claro que los equipos se arman de atrás hacia adelante, y ya se aseguró nada menos que a Adrián Romero, Alejandro Lembo y Juan Manuel  Díaz para la defensa. Pero no se olvidó de los goles, y añadió al ataque al joven Jonathan Píriz junto a Sebastián Taborda, lo cual le suma desborde por las bandas y una buena herramienta para el  juego aéreo.

Esto también permite concluir en que no solo Peñarol dará un salto de calidad con respecto al semestre pasado, también lo hará el conjunto tricolor, que suma buenos  jugadores, varios de ellos de la casa, y con unos cuantos uruguayos en su haber, a lo que ya era un riquísimo plantel.

Lo interesante es que ninguno de los grandes se detiene, y siguen en busca de fichas que aporten mayor calidad a sus equipos de cara a lo que se viene. La danza de  nombres continúa. Por el lado del bolso aun no se descarta que puedan llegar un "nueve" de clase, y un volante creativo que puedan llegar a ser desnivelantes. Y Por los Aromos, se sigue buscando un arquero que devuelva la seguridad que se perdió desde la partida de Sebastián Sosa, y un volante creativo de explosión, para alternar con Pacheco.

Quienes seguramente no están tan felices con esto son los equipos que suelen dar batalla a Nacional y Peñarol en la carrera por el título, ya que este año la brecha entre "grandes" y "chicos" parece extenderse un poco más de lo habitual. Pero esto es fútbol, y si bien con mayor cantidad de buenos jugadores uno se acerca más al éxito, todo puede pasar, y no sería la primera vez que David le moja la oreja a Goliat y le roba una copa.

Por lo pronto, sepan disculpar, pero a veces es bueno redundar, y hoy es justo decirlo... se agrandaron los grandes.

Por Bernardo Fernández