Sábado, Junio 24, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Tabárez: “Hay muchas cosas que afianzar y hay muchas cosas para mejorar”

Share

En entrevista para el sitio web de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Oscar Tabárez se refirió al nuevo fixture de la Eliminatoria para Rusia 2018, a los próximos amistosos de Fecha FIFA, a la sanción que le impuso la Conmebol, a la llegada de Diego Forlán al fútbol uruguayo y a la participación de los futbolistas uruguayos en la Copa Libertadores, entre otros temas.

- Análisis del nuevo fixture de la Eliminatoria

En primer lugar tenemos la información. Estábamos deseando que se hiciera el sorteo para eso. No tenemos otra que comparar con un régimen que se venía estableciendo desde varias Eliminatorias atrás. En ese sentido, para ordenar un poco el análisis, una primera ronda teóricamente muy dificultosa, porque en la fecha 1 y fecha 3 tenemos salidas hacia lugares de altura.

En toda esa primera rueda vamos a tener una condición de locatario regresando desde los lugares a donde vayamos a visitar, y tenemos las visitas de Argentina y Brasil en el mismo período. Entonces, esas son las dificultades de la primera rueda, pero evidentemente dan otro panorama para la segunda rueda, donde ya la condición de locatario va a ser en los primeros partidos. Vamos a estar obviamente más cerca de las definiciones en la segunda rueda, y vamos a tener de condición de locales esos partidos contra Argentina y Brasil, y salvo la salida a Barranquilla, que históricamente es otro de los partidos que nos causa muchas dificultades, tenemos partidos en los que podemos ir a competir de tu a tu, en las salidas y en la definición.

Respetando mucho a Bolivia, no es lo mismo tener el último partido con Bolivia que con Argentina, o tener el penúltimo partido en la altura de Quito. Quizás la dificultad de esta primera rueda es el precio que se debe pagar, por ejemplo, para olvidarnos de los problemas de los partidos de la altura durante el resto de la Eliminatoria. A partir del cuarto partido ya no existe esa dificultad extra.

“La estrategia para la primera rueda va a ser estar cerca de la zona de clasificación al iniciar la segunda rueda; me parece que ese es el objetivo mínimo.”

Todo es muy relativo porque depende de los resultados, y esta especulación se complica si no conseguimos resultados en esa primera rueda, que hay que hacerlo. Una Eliminatoria se hace para ganar puntos y el resultado va a ser fundamental. Entonces, la estrategia para la primera rueda va a ser estar cerca de la zona de clasificación al iniciar la segunda rueda; me parece que ese es el objetivo mínimo. En todos los partidos tenemos que ir a tratar de conseguir puntos, sobre todo, es un hecho que más allá de los puntos, tiene que ver con los partidos ganados. El ejemplo de Ecuador en la anterior Eliminatoria es muy claro: jugó ocho partidos de local, ganó siete, empató uno y creo que ganó cuatro puntos en la salida y clasificó. No sé si nosotros podemos hacerlo de la misma manera, en cuanto a ganar determinados puntos de locatario y no tanto de visita, pero dentro de un equilibrio distinto, aspirar también a ganar partidos. Ese es un mensaje que hay dar.

“Cada partido va a ser la 18ª parte de la Eliminatoria y hay que ir con la ilusión y la perspectiva de poder ganarlo.”

Desde la década del 90 o poco antes que se estableció el sistema de los tres puntos, una victoria vale por tres empates. Lo que se haga en un partido de 90 minutos equivale a 270 en donde no se pierda, pero tampoco se gane. Entonces esas cosas hay que tenerlas muy en cuenta. Cada partido va a ser la 18ª parte de la Eliminatoria y hay que ir con la ilusión y la perspectiva de poder ganarlo, obviamente valorando las dificultades, la forma de jugarlo, pero sin renunciar a conseguir cosas, porque conseguir resultados que se opongan a lo que estadísticamente se ha establecido, podrían ser de gran importancia en la posible clasificación.

“El fútbol siempre trae alguna sorpresa, algo nuevo, y entonces creo que esta Eliminatoria no escapa a lo clásico tradicional del fútbol.”

Más allá del poderío de los equipos que participen, jamás se ha dado que un equipo quede eliminado en la primera rueda o algo por el estilo. Siempre los equipos que van quedando eliminados son a pocos partidos del final y son pocos. Se llega prácticamente a las últimas fechas con más de cinco equipos en la pelea por esas plazas. Así que en eso no va a ir cambiando mucho, y además, en el 2016 yo después le digo, porque todo se hace en una especulación teórica de una realidad que todavía no se conoce. Pero en el 2015 se van a jugar cuatro partidos y ahí ya se va a marcar una primera tendencia, y como en todas las Eliminatorias, algunos van a arrancar adelante, otros en situación muy complicada y eso se va a ir viendo. Por lo que no me parece que sea demasiado diferente a lo que son las Eliminatorias, que más allá de los aspectos que refiere a su poderío, está el clima emocional tan especial porque los equipos llevan en sus hombros los anhelos de toda una población deportiva que quiere ver a su equipo en el mundial y es una causa casi nacional, en todos lados. Y ningún equipo, se me ocurre que esté fuera de esa posibilidad. Y más allá de que hay equipos que tienen muchas posibilidades de estar entre los clasificados, no se puede decir que está hecho antes de jugar. Siempre el fútbol trae alguna sorpresa, algo nuevo y entonces creo que esta Eliminatoria no escapa a lo clásico tradicional del fútbol.

- La importancia de los amistosos ante Panamá y Costa Rica a un mes de la Eliminatoria

El equipo, la única manera que puede mostrar cómo está, es jugando, entonces era una preocupación nuestra jugar en setiembre, porque es la última oportunidad de hacerlo antes de la Eliminatoria. Y además, se han presentado otras circunstancias, como el no contar con (Edinson) Cavani, por ejemplo, que le agrega importancia todavía a estos dos partidos donde vamos a tratar de ver cosas relacionadas con esos partidos de la Eliminatoria. Sobre todo los que vengan a partir del segundo partido, porque el de La Paz es un partido especial y las conclusiones de estos partidos pueden servir, pero no son definitivas para el partido de La Paz, sí para los otros contra Colombia, Ecuador y Chile.

“Hay muchas cosas que afianzar y hay muchas cosas para mejorar”

Además, la posibilidad de reunir al grupo, hablarle de cosas que hacen al plantel, programar, evaluar, hablar sobre las evaluaciones que hemos hecho de la participación sobre todo en la Copa América o mejor dicho en el período después del mundial hasta ahora. Hay muchas cosas que afianzar, hay muchas cosas para mejorar y hacer ver que las mejorías solo pueden venir de los hombres que integran la selección, que algunos están desde hace mucho tiempo y son los que han conseguido las cosas importantes, entonces ahora hay que tomar ese desafío, esa responsabilidad, y en esa intención de conseguir resultados, pasa por tener un equipo equilibrado en todos los aspectos y que vaya con posibilidades, no solo de limitar al equipo rival sino también de crearle problemas.

Si fijamos como objetivo de cada partido el ganarlo, pasa por un montón de cosas: defender bien y también hacer más goles que el rival. Entonces es obvio que estos partidos para estos aspectos, aunque va a ser sin mucho trabajo y sin mucha preparación, tampoco la vamos a tener antes de los partidos de Eliminatoria, pero creemos mucho, por el conocimiento que tenemos con los futbolistas, en la fuerza del discurso, de la palabra, en la memoria que puedan tener de lo que hemos hecho y además en la capacidad de autocrítica que todos tenemos que tener.

- La preparación para los primeros cuatro partidos de la Eliminatoria

En esas cuatro primeras fechas tenemos dos salidas a la altura, distintas en los efectos de esa altura, pero las dos nos causan dificultades, aunque los antecedentes históricos dicen que la de La Paz es más difícil; nunca se ganó allí. Tenemos la información que dejaron las experiencias anteriores, tenemos que adaptar la estrategia de juego a las medidas que debemos tomar para atenuar los efectos de competir en situaciones de desventaja por la situación atmosférica o climática que hay en esos lugares. Evitar los desgastes innecesarios y procurar los mejores rendimientos posibles.

Se habla mucho cada vez que tenemos que salir a la altura, se reiteran cosas, aparecen las sugerencias. Lo que tenemos claro es que nosotros no vamos a dar una prueba física a la altura, las evaluaciones las vamos a tener de cualquier manera y las vamos a ver. Tenemos antecedentes de adaptación que no son nunca absolutos. Nos ha pasado de jugadores con buenos antecedentes en la altura, en algún partido como el último, que no sucedió lo que había sucedido antes, pero es un partido de fútbol.

“Históricamente hay una tendencia marcada, pero creo que parte de la motivación puede estar alentada por las posibilidades de conseguir algo que nunca se consiguió.”

Este partido es la 18ª parte de la Eliminatoria y nosotros tenemos que ir a jugar tratando de limitar las posibilidades ofensivas que va a exponer el equipo rival, y también tratar de convertir. Históricamente hay una tendencia marcada, pero creo que parte de la motivación puede estar alentada por las posibilidades de conseguir algo que nunca se consiguió y generaría un efecto muy importante. Lo tenemos claro, inclusive desde el punto de vista de la planificación táctica del partido cuando se acerque el momento, y del perfil físico y técnico de los jugadores que puedan ser llamados a actuar.

“Ir con mucha convicción, con mucha fortaleza anímica, que es fundamental porque en la altura siempre se van a sentir molestias y efectos”.

Después, ir con mucha convicción, con mucha fortaleza anímica, que es fundamental porque en la altura siempre se van a sentir molestias y efectos. Se va a hablar lo necesario y lo justo que tiene que ver con la información que se les da a los futbolistas, pero dentro de esa información es que van a sentir una molestia, y solo se sobrelleva con una fortaleza anímica muy importante. Salvando las distancias, como cuando un jugador juega con un tobillo inflamado o con algún dolor o que tiene un estado de resfrío o viene de un estado gripal, no juega al 100% de sus condiciones, que a veces lo supera. Y acá, desde ese punto de vista, como se dice en el fútbol, tiene que haber futbolistas que sepan sufrir. Hay que apelar a que eso suceda y que beneficie los efectos del juego. Después, cuando termine se verá, y sea cual sea el resultado se tratará de salir rápido de la altura para venir a encarar un partido también importante como es el que se va a jugar contra Colombia en Montevideo.

Y una situación un poco similar cuando vayamos a Quito y vengamos acá a Montevideo a jugar con Chile. Ahí veremos. De lo que hagamos en el 2015 en esas fechas, de los puntos que se consigan, ya va a estar marcada para los demás equipos, una tendencia que todavía no sabemos cuál va a ser pero hay que estar preparados para aceptarla y mejorarla, o superarla si es posible.

- ¿Qué opina de la sanción que le impuso CONMEBOL y cómo se conformará el cuerpo técnico en los primeros partidos de la Eliminatoria?

A mí me parece excesiva en cuanto al número de partidos adjudicados. Yo acepté las incorrecciones de salir de la banca y de tener algún incidente verbal con un miembro del banco chileno, pero en ningún momento insulté al árbitro. El árbitro y el línea lo saben eso. El cuarto árbitro les puede haber informado alguna otra cosa, pero en ningún momento fue así, pero aunque hay que esperar el efecto de los recursos que va a elevar la AUF, ya tenemos que prever la posibilidad de no estar, ni Mario ni yo.

“El responsable durante la disputa del partido será Celso Otero”

El criterio que ya definimos es que va a dirigir el cuerpo técnico de la selección mayor. Eso ya está establecido por una cuestión de relacionamiento con este plantel desde hace muchísimos años y porque hay antecedentes positivos, como las salidas a Japón y Corea que yo no pude concurrir y lo dirigió el cuerpo técnico de la selección mayor de parte de los asistentes. Fue muy normal y hasta exitoso. Dos partidos que se ganaron, entonces eso va a ser así, ya se lo comunicó a los neutrales y lo único que, después de que se sepa la sanción definitiva, puede haber algún ajuste en función de las necesidades, sobre todo para el momento del partido, porque hasta la ida al estadio tanto Mario como yo vamos a estar trabajando con el plantel en la planificación previa del partido o de los partidos en que no estemos. Así que eso es lo que hemos definido desde el punto de vista estratégico para esos partidos, y obviamente la carga o la responsabilidad, mejor dicho, va a ser en primer lugar para Celso Otero, que va a ser dentro del banco el responsable, el que dirija todo lo que se haga desde ahí durante la disputa del partido.

- ¿Qué importancia tienen las primeras experiencias de los futbolistas que han debutado en la selección mayor después de Brasil 2014?

Creo que todos han pasado por un proceso de adaptación a todo esto, para el que hay que tener mucha paciencia, pero creo que sin lugar a dudas, todos han incorporado cosas. Quizás por razones de la competencia de los partidos que se han jugado, algunos han tenido más minutos que otros y algunos también no han tenido minutos. Pero tenemos claro que cualquiera de estos futbolistas, en estos partidos, puede tener la oportunidad de jugar, y van a jugar con lo que tengan, pero estoy seguro de que va a ser mucho más de lo que tenían al llegar a la selección después del mundial de Brasil, porque ya están incorporados al grupo, hay conocimiento, hay relacionamiento, la comunicación es fluida, y las experiencias que han tenido, todos han tenido minutos, por lo menos en las fechas FIFA, los han potenciado para lo que pueda venir.

“No es ser tozudo, es tratar de ser coherente.”

Todo esto que nosotros hacemos es una ratificación de la importancia que tienen los procesos de trabajo. No descartamos que pueda llegar algún jugador que no ha estado. Puede pasar. Si ocurre algo con los que han estado frecuentemente, puede pasar. Nosotros, pese a eso y pese a que se puede dar, tenemos que defender los fundamentos del proceso de trabajo, o sea que los futbolistas se incorporan para ir incorporando cosas, para ir dando su aporte, pero también viendo todo con una visión de futuro. No solo para aportarlo ahora, que es así, sino que además puedan hacerlo en lo que viene. Hablando claramente, no contar con futbolistas que solo vengan a dar una mano para un partido. Me parece que es ir contra todo lo que se hizo. Todas las designaciones que hemos hecho, todos los futbolistas que hemos citado, ha sido con ese criterio, y el salirnos de ese criterio por una urgencia, más allá de que esté fundamentada, podría significar ir en contra de lo que hemos hecho hasta ahora. No es ser tozudo, es tratar de ser coherente.

- Las ausencias de Suárez y Cavani en el inicio de la Eliminatoria

En el fútbol de alto nivel, el potencial individual o la capacidad individual es el primer factor de rendimiento. Los grandes equipos se hacen en base a los grandes jugadores. Entonces, cuando un equipo se ve privado de esos grandes jugadores, se resiente en muchos aspectos de su expresión colectiva. Es así. Pero también hay que mirarlo desde el punto de vista que es la oportunidad de que otros futbolistas, no vengan a hacer lo mismo que los que no están porque es imposible no solo desde el punto de vista de la capacidad que puedan tener los que no están, sino porque también no hay dos futbolistas iguales en el mundo, pero creo que tenemos futbolistas a los que echar mano. Además, tenemos que rodear al equipo y a esos futbolistas que van a jugar en esas funciones, de una expresión colectiva que atenúe el efecto de las ausencias. Y no quedarnos en las preocupaciones y en el drama, porque eso no hace bien.

“Hay que apelar a eso (futbolistas que estén en gran nivel) y a un grupo colectivamente fuerte para enfrentar las dificultades.”

Ya no tiene sentido pensar en que no están. No van a estar. Y hay que mirar en lo que se va a hacer si no están. No empezar a buscar futbolistas salvadores ni nada por el estilo. Tenemos que apelar a aquellos que demuestren que para esos momentos están en el mejor nivel de forma o tienen antecedentes que a uno lo seduzcan más. Hay que apelar a eso y a un grupo colectivamente fuerte para enfrentar las dificultades.

Por otra parte, lo de Luis Suárez ya se sabía. Lo único circunstancial que ha aparecido es lo de (Edinson) Cavani por estos dos partidos que no va a estar. Esto es algo que también es parte de la realidad, es una circunstancia para dos partidos. Y la circunstancia de no tener a los dos es por cuatro. Quedan 14 partidos más en donde vamos a tenerlos, por lo menos al inicio de esos 14 partidos, a esos futbolistas a disposición, y quizás a otros potenciados, mirando positivamente las cosas, para también dar una mano si son llamados a actuar.

“Sentimos que aún así como estamos, somos un equipo difícil de enfrentar y difícil de derrotar.”

El fútbol se hace así, nunca nos quedamos en el hecho de que nos faltaran algunos jugadores. Me acuerdo alguna vez que no estuvo (Diego) Forlán, era una cuestión de Estado, o cuando no estuvo (Luis) Suárez en aquel partido con Venezuela en donde nos jugábamos la vida en la Eliminatoria. Tuvimos la suerte de salir de esos momentos. También puede ser que no se consiga lo que queremos, pero es parte de la cosa y yo no necesito o no necesitaba pasar por una Copa América que no nos fue muy bien, para saber que la Eliminatoria era una cosa dificilísima. No sé si ustedes recuerdan que hace un tiempo se manejaba la teoría de que no era bueno salir campeón de América para una Eliminatoria porque nunca se clasificaba después de una Copa América, apelando a algún antecedente que hubo en ese sentido. Pero la Eliminatoria siempre, siempre, siempre, va a ser muy, muy difícil. Y creo que más allá, como dije en alguna pregunta anterior, tenemos cosas para mejorar, y muchas. Sentimos que aún así como estamos, somos un equipo difícil de enfrentar y difícil de derrotar. Así que vamos a tratar de seguir apelando a las cosas que hemos apelado en estos nueve años que estamos en este proceso de selección.

- La obtención de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015

Fue tan bueno como emocionante. Porque más allá del torneo, cómo se fueron dando las cosas durante el desarrollo. Se salvó el debut y luego se perdió. En el fútbol no se puede ahondar demasiado en la justicia o injusticia de los resultados, pero muchas veces se los relaciona con el mérito que hicieron en el juego los dos equipos, y a veces los resultados no condicen mucho. Creo que este partido que se perdió con México es un ejemplo. Entonces puso al equipo en una situación difícil, en donde lo único que servía era ganar los partidos que quedaban, sobre todo el partido con Paraguay que estaba cargado emocionalmente y se salió del paso con autoridad.

“El proceso juvenil de un futbolista no puede terminar con la sub-20.”

Después, el partido con Brasil, que más allá de la dificultad que presentaba el prestigio y el potencial del rival, se presentó muy cuesta arriba por jugar con un hombre de menos con un montón de circunstancias. Se pudo dar vuelta y se consiguió.

Fuente: AUF