Martes, Septiembre 26, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Deporte: Filosofia para la Vida - El deporte es bello

Share

 El Deporte es bello

Cuando nos propusimos abordar el tema del Deporte desde una perspectiva filosófica, la idea fue ir vinculando la actividad deportiva en general, y los distintos deportes en particular, con las diferentes disciplinas que integran el universo filosófico.

Después de nuestra introducción, quedó demostrado el rol preponderante del Deporte en nuestra sociedad desde los orígenes  de la Humanidad hasta nuestros días.

Fue en ese punto que comenzamos a analizar la relación del Deporte con la Ética, y  es, en este momento, que intentaremos relacionarlo con la Estética.

Para ello, comenzaremos por definir qué es la Estética  en su acepción filosófica, y podemos describirla como: “la rama de la filosofía que  reflexiona sobre  las razones y emociones que experimentamos a partir de percepciones, y está estrechamente ligada al arte y sus diferentes formas.”

Así definida, la Estética  es la rama de la filosofía que estudia el arte y sus cualidades, tales como la belleza, lo excelso, y sus opuestos: lo feo o lo inarmónico.  Claro que hay  tantas definiciones de esta disciplina como corrientes filosóficas conocidas.

Pero, intentaremos centrarnos en esta definición, mientras transitamos esta columna en busca del vínculo que la aproxime al hecho deportivo.

En ese sentido, debemos considerar que cuando hablamos de Deporte en general,  éste incluye diferentes disciplinas deportivas llamadas  “artísticas”, en razón de su contenido o de su forma,  en contraposición con las “no artísticas”.

En la primera categoría podemos incluir al patinaje artístico, la danza, y la mayoría de las modalidades gimnásticas.  ¿Por qué?
Hay autores que sostienen que estas disciplinas son esencialmente estéticas porque exigen una gran dosis de expresión y un estilo personal y creativo en su ejecución.

Pero, ¿qué ocurre con el resto de los deportes, y qué ocurre con las disciplinas llamadas artísticas si limitamos lo estético solamente a lo contemplativo?

Los deportes, así como una obra de arte, son objetos de contemplación.  Eso hacemos, por ejemplo, cuando presenciamos un partido de fútbol, por citar algún deporte que no califique como “artístico”.  Entonces, y aunque a priori parezca una comparación no muy sensata,  evaluar la estética futbolística no significa más que vivir una experiencia emocional que puede ser intensa, experiencia que incluye tanto al espectador como al deportista.

Así como cuando nos paramos frente a una pintura artística, y ésta provoca en nosotros estados afectivos a partir de una percepción, en el caso de los deportes, desde el momento que son objeto de la mirada y de la  evaluación por parte del espectador, nos ponen en presencia de un hecho estético.

Sin embargo, no estoy de acuerdo con la afirmación que limita la  estética  a ver lo artístico solo como un fenómeno exclusivamente contemplativo.

Más bien, me inclino a pensar que tanto el espectador como el deportista, en el desarrollo de cualquier actividad deportiva, experimentan emociones corporales que están íntimamente relacionadas con el goce que produce el  triunfo, o el afán de triunfar, o la satisfacción personal por el logro obtenido.

En este grupo estarían comprendidos todos los deportes, sin excepción.

El deseo de triunfar es la meta del deportista, y ese deseo se expresa en términos de emoción, destreza, técnica y estilo propio, puestos al servicio del grupo si se trata de un deporte colectivo, o personal, cuando se desarrolla en soledad.

Por lo tanto, podríamos concluir que toda actividad deportiva es una “expresión creativa”, dirigida a la obtención de un resultado exitoso, que compromete al deportista desde lo emocional,  y  esta descripción es lo más cercano a  una manifestación altamente estética.

Ahora bien, sería muy interesante (y más divertido) intentar buscarle un costado más  popular, y analizar otros aspectos estéticos  que atañen más al deportista que al Deporte. 

Y la propuesta podría ser la siguiente: ¿qué influencia tiene la moda en los atuendos deportivos?… y,  ¿un cuerpo atractivo?

¿En qué medida el aspecto físico contribuye a despertar emociones basadas en esta clase de  valoración estética?  

Ese universo estético  hoy constituye una verdadera “cultura” dentro del Deporte y es tan vasto que incluye una variedad interminable de propuestas vinculadas al tema de la imagen, tema que me gustaría desarrollar en una próxima entrega.

Prof. Sylvia López Lago