Martes, Noviembre 21, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Actuación celeste en el Mundial Juvenil de Padel

Share

Culminó el X Mundial de Pádel Juvenil en México. España lideró en Equipos, y junto con Argentina se repartieron los títulos.

Días atrás finalizó el Mundial Juvenil en el cual Uruguay estuvo representado por deportistas de diferentes partes del país.

Una vez más el Pádel demuestra su crecimiento con éste gran evento organizado por la Federación Mexicana en las impresionantes instalaciones del Club Lomas Sporting, en el Distrito Federal. El Torneo contó con la participación de más de 300 deportistas de entre 10 y 18 años de edad, provenientes de 9 países.

La competencia se disputó por Naciones (enfrentamientos entre países) en categorías Sub 14, Sub 16 y Sub 18. Mientras que en la modalidad de Mundial Open por parejas Nacionales, se repitieron las categorías, con la diferencia que se agregó la “promocional” Sub 12 en ambas ramas (y en la cual llegaron a competir niños y niñas de 10 años de edad).

España, que llegó a México con una Delegación de más de 70 personas, similar a la de Argentina, ratificó su liderazgo en la rama femenina, conquistando todas las Categorías que disputó, tanto en Equipos como en Open. En equipos femenino se llevó el título por un 3-0 corrido frente a Argentina, mientras que en Equipos masculino recuperó, agónicamente, el titulo que le había arrebatado Argentina en 2013, con una definición increíble, que se dio recién en el tercer partido (estando 1 a 1) en la Categoría Sub 18 donde vencieron en el tercer set por 7/5 con apenas un quiebre, lo que les permitió consagrarse Campeones del Mundo Absolutos.

Hubieron también sorpresas en la competición por Equipos masculinos, como el histórico 3er puesto conseguido por Inglaterra, que eliminó sorpresivamente a Brasil (que ostentaba esa posición desde hacía varios mundiales) en una eliminatoria que se prestó para la polémica, dado que la mayoría de los representantes de Inglaterra, si bien poseen esa Nacionalidad, compiten en el Circuito Español y viven en España, lo cual despertó incomodidad en varios de sus rivales. Sin embargo la gran “sorpresa” deportiva la dio Paraguay, que llegó a México con una Delegación de 39 personas, y accedió a un 4to puesto de privilegio, demostrando el sostenido progreso y apoyo que viene teniendo el padel guaraní. También Chile, que por primera vez compitió en un Mundial Juvenil, demostró un excelente nivel en sus deportistas.

Hay que señalar que éste Mundial sigue siendo una clara demostración del crecimiento del Pádel en América, y su importancia para el desarrollo del pádel en el Mundo, ya que exceptuando a España e Inglaterra, todos los demás países fueron del Continente Americano, que a pesar del amateurismo en casi todos ellos, demuestran algo tan importante como lo es el trabajo en formativas juveniles, que queda reflejado no solo en participación, sino en calidad de juego.

Por su parte la Delegación Celeste (la más pequeña del torneo) comandada por Romina Monzón en su función como Técnico, realizando una encomiable labor, y por Enrique Tracchia como Presidente de la Comisión Juvenil, realizando también una excelente labor. Tuvo una actuación destacable en cuanto a que mejoró su nivel general en todos sus deportistas, aún compitiendo en Sub 14 con un jugador de 11 años, y en Sub 18 (con 2 Sub 16) eso debido a las decisiones técnicas que distribuyeron a los jugadores Seleccionados según sus criterios con la intención de potenciar lo mejor posible al equipo. El comienzo fue difícil ya que dos jugadores provenientes de Rocha, por cuestiones de su estricta responsabilidad, perdieron el vuelo de ida, y luego de realizar todas las gestiones posibles, llegaron al torneo al 2do día de comenzado, lo cual les valió 2 W.O. y un comienzo agotador, sin el mínimo de tiempo para adaptarse a la altura. Así y todo los Celestes una vez más sacaron a relucir su carácter, y a pesar de que ya en el primer desafío contra países tocó Brasil (tercer cabeza de serie) Uruguay perdió en Sub 14, ganó en Sub 16 (logrando un punto que hacía más de 15 años no se conseguía en una competencia Juvenil contra Brasil) y perdió el definitivo punto en Sub 18 dando batalla, pero teniendo en cuenta que del otro lado estaba uno de los mejores jugadores de todo el Torneo como lo es el Brasilero Lucas Bergamini.
El recorrido no fue fácil, luego debió vérselas con Argentina (en ese momento defensora del título), donde también se dio hasta lo último, pero el resultado fue un claro 3-0
México fue otro durísimo rival superando al equipo Celeste también por 2-1.
Ya en el camino Chile se impuso a Uruguay en Sub 14 por muy poco, con un partido de 3 sets, definido recién en el tercero por 7/5, Uruguay una vez más con sus Sub 16 igualó la serie, pero en Sub 18 los Chilenos jugaron mejor, y superaron a la pareja Uruguaya.
El último encuentro dejó cara a cara a nuestro país frente Estados Unidos, a quienes los celestes superaron 2-1.

En la modalidad de Open la mayoría de los Uruguayos avanzaron derrotando a parejas de distintas nacionalidades, pero la gran cantidad de Argentinos y Españoles distribuidos en el fixture fueron un “muro”, no solo para Uruguay, sino para todos los países, ya que exceptuando en Sub 12 (que una pareja femenina Paraguaya accedió a la final) Españoles y Argentinos monopolizaron las finales en ambas ramas.

El balance general para la Selección Uruguaya comparte la lectura de una demostración de progreso en el nivel de juego de todos sus deportistas, ya con experiencia en éste tipo de competiciones (exceptuando un solo caso), a pesar de sus cortas edades, lo cual también subraya una constancia en las formativas de la AAP y la íntegra formación deportiva que se promueve. También se suma el contexto general, donde los países, que no se excusan en el amateurismo, utilizan recursos propios de sus deportistas para el desarrollo de los mismos en forma profesional, entrenando duramente todo el año, enfocados en los objetivos, llegado a un momento en el cual ya todos juegan muy bien y entrenan en forma constante, y en constante mejora, en un punto donde quedó demostrado en éste Mundial que el nivel es muy alto, y que las expectativas tienen que estar a la altura de las circunstancias, donde el esfuerzo y la entrega de los deportistas celestes jamás se puede poner en duda, porqué lo dan todo, tanto dentro como fuera de la cancha, siendo siempre ejemplo. Pero que sin dudas, aunque los hechos demuestran que (exceptuando contra Argentina) Uruguay, los encuentros que perdió fueron todos por un solo partido de diferencia, y dando la “ventaja” de competir con jugadores en categorías más altas a sus respectivas edades (exceptuando Sub 16, justamente quienes ganaron más partidos).
Sin embargo, probablemente se deban reformular algunos sistemas en beneficio de los jugadores de nuestro país. Responsables de las formativas, padres y dirigentes, todos unidos, para que los deportistas, accedan a ese “plus” de entrenamiento durante el año, del que están muy cerca, y que vuelque la balanza hacia sus desempeños en los partidos decisivos. Los recursos económicos son muy escasos, pero los ejemplos están latentes de como algunos países, quizá inicialmente con menos recursos, logran generarlos por medio de la solidaridad y comprensión de cómo debe apoyarse a un deportista en pádel para que consiga aprovechar sus cualidades al máximo, y ese apoyo viene de un núcleo. Los recursos humanos son indispensables y hay que potenciarlos también, la logística y el trabajo Institucional general de la AAP es de excepción y reconocido a nivel mundial y debe no solo aprovecharse, sino valorarse.

Una vez más la AAP como Federación Rectora del Pádel Uruguayo, se enorgullece de la Representación que ha tenido en éste Mundial, que ya suman 12 en total!! (10 absolutos, y 2 Open) desde que asumió la responsabilidad y la dirección Institucional y Deportiva del Pádel en el año 2006. Todos los jugadores Celestes Representaron al País con honor, dieron lo mejor de sí, tuvieron un comportamiento ejemplar, camaradería, respeto y ánimos los unos con los otros, siendo un gran equipo, considerándose especialmente eso al margen de cualquier resultado deportivo, y siendo indispensable en la educación y la suma de factores que fomenta la Federación con los más jóvenes, sumando a su formación como personas.
Quienes nos representaron fueron: Sub 14: Lucas Silva/Matias Sallaberry, Sub 16: Emiliano Tracchia/Mauro Caselli, Nahuel Stella/Matías Servetti, Sub 18: Alan Guerra/Santiago Aguilar.

AAP