Jueves, Diciembre 14, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

Old Christians campeón uruguayo

Share

Llegó la noche esperada, la que suponía una ratificación de Old Christians para quedarse con su segundo título de AUF o la de una resurrección de Banco República para forzar un tercer partido y soñar con una coronación hazañosa.

Al final fue la primera de las opciones, pero la segunda no estuvo tan lejos pese al marcador final de 7-5 a favor de los colonienses. Es que Banco hizo un partidazo, engrandeció el mérito de Old y entre ambos regalaron a todos una final hermosa, sensiblemente mejor que la jugada el miércoles en Scuola.

¿Por qué Banco piropeó la posibilidad de ganar? Porque el primer tiempo fue todo suyo. Lo estaba ganando 3-1 y si lo hacía por un gol más nadie decía nada. Actitud, presión bien ejercida, verticalidad. El partido era del equipo azul en todo sentido, reduciendo a Old a la mínima expresión y dejando un ambiente silencioso en el gimnasio. No generaba siquiera silbidos, ya que no había dos opiniones, Banco dominaba y ganaba bien.

La visita se repuso al 0-1, obra de Salgués en el segundo palo recibiendo córner directo de Custodio, y de a poco arrinconó al trébol. Pateó muchísimo más, a veces apurado, pero de esa manera terminó perturbando por completo a su rival que ya ni con el saque directo de Montans lograba zafar. Castro en una combinación por derecha con Cagiao concreta el primero a los 8 minutos venciendo las manos del arquero.

El segundo y tercero vinieron por obra del mejor jugador de la cancha en la parte inicial, Matías Cagiao. El 2-1 fue en transición dos para uno, pase de Tangari y definición de cara externa (picadita), esperando el momento que bajara el golero. Iban 9’30”. Tres minutos más tarde jugada de córner, pelota que llega por aire sobre el doblepenal y Cagiao que pega de volea contra un palo. Era 3-1 y todo del CBR. El primer tiempo se cerraba con ese parcial justo hasta que Old sacudió la noche con dos llegadas seguidas.

A los 18’ el descuento en nueva aparición de Salgués por el segundo palo, llegando justo a un remate de Walter Rodríguez que fue a pegar a la reposición de un lateral ofensivo. Casi enseguida, y con algo de fortuna y mucho de decisión, Old empata en una acción sucia en la que Salgués juega al medio con dificultad y entre Walter Rodríguez y su defensor, atropellando, se termina metiendo la pelota adentro.

Para el segundo tiempo el trámite siguió siendo de alto voltaje, con constante llegadas sobre las áreas. Banco siguió con su idea y su ritmo, pero encontró a un trébol recuperado, acicateado por los dos goles del final del período inicial, y que sobre todo, empezó a defender mucho mejor.

A Navarro, que jugó de pivot y lo hizo muy bien en los de Pocitos, lo empezaron a controlar mejor. Es cierto que anotó un gol de cabeza tras saque largo de Santana, pero en las generales del juego, Old Christians se cerró notable para evitar los embates bancarios.

Y por otra parte, como suele ocurrir en este tipo de partidos, aparecen las individualidades. Como hace dos años en la misma cancha y su equipo perdía la final ante Peñarol, repuntó Catardo. Pelota al piso, traslado, dribblings y el desequilibrio que se hizo sentir para el local. El 4-3 es obra de él, eludiendo a dos, abriendo y yendo a buscar la devolución. Antó casi desde el piso, cuando un par de defensas se pasaron de largo en su intento de abortar la jugada.

Veinte segundos más tarde Salgués colocó el 5-3 parcial rematando de afuera. La bola se desvió y descolocó a Santana. Banco descontó con el mencionado tanto de Navarro y apostó a dejar todo en los 10’ finales.

Allí se topó con lo mejor de Old. Firme, con Montans hecho una muralla y con todos sus jugadores finos con pelota y obrando con inteligencia. Corcho Castiglioni a los 11’ empezó a liquidar la historia. Recibió de Juanpi en tres cuartos, giró sobre la marca y cruzó un derechazo tremendo. Seba Castro volvió a acortar cifras a 6’ del cierre con una bomba desde la banda, pero la posterior expulsión de Etcheverry fue ilevantable.

En esos dos minutos Custodio colocó el séptimo con un zurdazo que reventó el arco de los vestuarios y sentenció cifras definitivas. Otra vez Old Christians campeón. Como hace dos años. Como hace cuarenta en el primer Nacional de fútbol de salón, lo que le dio nombre a la copa de la actual temporada. La historia se sigue escribiendo desde el oeste del país y explota en los abrazos de los que están y de los que ya no están. Salú campeón.

OLD CHRISTIANS 7 - 5 BANCO REPÚBLICA
Final de Vuelta Campeonato Uruguayo “Colonia ‘75”. 12/12 – 22:00
Gimnasio: Juventud (Colonia). Árbitros: Daniel Rodríguez y Christian Altez
OLD- Iniciales: Juan Montans, Juan Custodio, Walter Rodríguez, Federico Fedele, Ignacio Salgués. DT: Juan Lausarot-Claudio Betarte. Ingresaron: Richard Catardo, Damián Baptista, Maximiliano De Mello, Juan Betarte, Julio Leguisamo, Sebastián castiglioni, Germán Bombi, Franco Bottino.
CBR- Iniciales: Federico Santana, Sebastián Castro, Pablo Lamanna, Guilermo Goerki, Diego Etchverry. DT: Gabriel De Simone. Ingresaron: Manuel Tangari, Maximiliano Navarro, Matías Cagiao.
Goles: Ignacio Salgués 3 (2’, 18’ y 27’15”), Walter Rodríguez (18’20”), Richard Catardo 27’), Sebastián Castiglioni (31’) y Juan Custodio (36’30”). OLD
Sebastián Castro 2 (8’y 34’), Matías Cagiao 2 (9’30” y 12’) y Maximiliano Navarro (29’). CBR
Expulsado: Diego Etcheverry a los 35’ (CBR)
El MVP: Ignacio Salgués

MOMENTO KODAK
Si hacía el gol todavía lo estaban aplaudiendo. Promediaba el segundo tiempo y Catardo dejó el tendal por la media cancha haciendo que prácticamente choquen los defensores. Le sale otro y lo sortea con pisada hacia la izquierda. Luego Santana, nueva pisada y tiro de zurda con poc ángulo. El palo y el lamento. Era un golazo inolvidable.

Por Luis Diego Silva
@Diego_SilvaLDS