Sábado, Abril 29, 2017
   
Tamaño del Texto
Banner

El mundo del revés

Share

Cambalache del Siglo 21.

Ya partió el 2015 en cuanto a Eliminatorias se refiere.

Pero al revés de lo que siempre sucede con las despedidas, sonrisas en vez de lágrimas se han dibujado ésta vez.

Vamos a ver como es…el Mundo del revés:

Comienza con Diego Godín y Martín Cáceres, llamados por su función dentro del campo a defender, siendo los goleadores de Uruguay con 5 goles entre los dos, cinco goles de 9 que lleva convertidos nuestra selección. Continúa el Reino del revés con Celso Otero – mírenlo allí, pegado a la línea de cal – como el Director Técnico en cancha la mayoría de los partidos, Otero que ha sido a lo largo de éste proceso un buen discípulo del Maestro. Su mejor alumno sin dudas.

Y como si todo esto fuera poco el revés de no tener a Luis Suarez en el ataque en ninguno de éstos 4 partidos. Al momento de que sus ojos leen esta Editorial a Suarez la Corrupta justicia que lo juzgó lo ha dejado en libertad. Cumplió toda su condena mientras los jueces de su conducta aún no se han siquiera lavado las manos...

No se lavaron las manos antes de almorzarlo a Suárez.

Parece pesadilla el sueño celeste de Eliminatorias, pero la tabla de posiciones indica todo lo contrario, parece ser que como un Karma el destino Uruguayo jamás será algo parecido a la razón, a la lógica. Ilógicamente segundos detrás de Ecuador, con Argentina a la altura de no clasificar al Mundial. Claro aún falta mucho camino por caminar. Pero nuestra lógica ha sido desde el comienzo de los tiempos ilógicamente hazañosa, el éxito de la desmesura. En un deporte en donde la colectivización de lo individual reina, en el mundo Celeste del revés eso no pasa, en éste caso las individualidades colectivizan la alegría de un país en donde ilógicamente se pide, a pesar de las inmensas desventajas y diferencias; salir Campeón sin importar ante quién.

Pero eso sí. Uruguay ahora hace muy bien los deberes y cumple con el axioma de cualquier campeonato que se precie de tal: Ganar de local y rescatar de visitante. Y eso le ha valido éste muy buen comienzo con seis goles en dos partidos en esa condición. Y como si esto fuera poco la selección está a la altura de las circunstancias y a cuatro mil metros de altura hizo historia trayendo a casa la victoria jamás lograda. Las paradojas del fútbol hacen reales cosas inimaginables del mundo del revés; vinimos de Bolivia dejamos atrás a Colombia sin poder pasar por el Ecuador.

El mundo del revés…

Hasta llegar a la terminal del Centenario con destino a Chile y su señalado - con tres millones de dedos acusantes -, Jara.

Y Uruguay demuestra tener jerarquía y acá en casa nadie hace la cama sino el dueño.

Nada más que pedir, nada que reprochar, casi todo para festejar.

Cuando despertemos del sueño en Marzo del año que viene, otro Gallo cantará?

Por Daniel Pignatta
Foto: AUF
https://www.facebook.com/Pignatta.Group?ref_type=bookmark